LISTEN LIVE!

miércoles, 1 de mayo de 2019

PETE DOHERTY HOSPITALIZADO POR EL ATAQUE DE UN PUERCOESPIN

Pete Doherty ha sido hospitalizado con un dedo severamente infectado después de haber recibido el pinchazo de un erizo la semana pasada. El cantante, de 40 años, reveló la impactante noticia en Twitter y publicó una foto en su cama de hospital en Manchester Royal Infirmary. “Una foto de mí en una cama de hospital con una herida de un erizo infectada, gracias a los maravillosos hombres y mujeres que trabajan en el NHS. Qué ángeles absolutos y un millón de veces merecen nuestro respeto y agradecimiento ", escribió.


El ex líder de The Libertines ,además, explicó cómo le sucedió el percance. "Zeus y Narco [sus perros esquimales siberianos] tenían el animal en sus colmillos. Me envolví la mano en una camiseta y le liberé y me hice un pequeño corte. Eso fue el miércoles noche”, señaló.

Sin embargo, no fue hasta unos tres días después cuando el músico se dio cuenta de que necesitaba atención médica. "Estuve tres días en una camioneta con una actitud despreocupada sobre una posible infección", escribió Doherty en Twitter. Debido a su estancia en el hospital, Doherty no pudo aparecer en el programa BBC Radio 5 Live de Nihal Arthanayake ni cumplir con otros compromisos profesionales.

Pete Doherty ahora está en el hospital, donde se le extrajo la espina de erizo infectada de su dedo y siguiendo un tratamiento con antibióticos.

Además de por su carrera musical, la vida de Pete Doherty ha estado llena de turbulencias. Sus altercados públicos, sus adicciones reincidentes, sus problemas con la justicia y el tormentoso noviazgo que protagonizó junto a Kate Moss han sido durante más de una década los principales motivos por los que Pete Doherty ha acaparado portadas en los últimos años.  De turbulenta definieron, por ejemplo, su relación con la modelo Kate Moss que se convirtió en una obsesión para los tabloides, que dedicaron páginas y más páginas a sus juergas, a sus excesos y a sus borracheras; una época que culminaría con una portada del Mirror donde la pareja aparecía esnifando cocaína. Moss tocó fondo y perdió algunos contratos.

0 comentarios:

Publicar un comentario